¿Cómo decir adiós?

Llega un momento en que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía. Y, si no osamos emprenderla, nos habremos quedado siempre al margen de nosotros mismos. (Fernando Pessoa)

Nothing Lasts Forever by Anatol KnotekAsí empezó todo…

 

Año 2013. El verano terminaba y yo zanjaba una estancia de 4 meses en Ibiza trabajando en el departamento de prensa de una conocida discoteca. Estaba saturada de turistas y fiesteros. Regresaba a Barcelona sedienta de inspiración. Una amiga – y vecina de Poblenou – me habló de La Plataforma, una galería de arte abierta a multiformatos creativos. Justo esa semana celebraban un evento. Parecía un buen plan de descompresión. Y lo fue. Ese día, Lidia Mombiela – a la que conocía desde hacía tiempo – me presentó a Claudia Costa, la propietaria del espacio. Me habló de un proyecto que tenía entre manos: Poblenou Urban District. Flechazo instantáneo. Una semana más tarde nos reuníamos con su socia, Gloria Morera, para cerrar una posible colaboración. Como dicen los angloparlantes, las tres estábamos “en la misma página”. En octubre me incorporaba al minúsculo equipo de la asociación. Éramos, literalmente, cuatro gatos. Paso a paso, el proyecto fue creciendo, a base de grandes dosis de ilusión y mucho esfuerzo. Han pasado dos años y la familia ha aumentado, en equipo y en socios. Aunque no es fácil decir adiós cuando una sigue enamorada hasta las trancas, siento que ha llegado el momento de “la travesía”. Como una mamá orgullosa seguiré vuestros pasos y celebraré, de cerca o de lejos, cada progreso. Amigos, compañeros, socios… gracias y hasta otra! Larga vida a Poblenou Urban District.

No admite comentarios.