Yoram Arnon

Olor a jazmín

Era por la mañana y, como de costumbre, hacía un calor de mil demonios. Yo, que empezaba a recuperarme de aquel horrible viaje de banglassi, salía de la habitación (la número 11) al mismo tiempo…