Masafumi Yamamoto

Tras licenciarse en arquitectura en Japón, decidió que lo suyo eran las artes plásticas. Se matriculó en la Escola d’Arts Aplicades de Barcelona en el año 1971.

masafumi-yamamotoMasafumi Yamamoto, Yama para los amigos, es grabador, pintor y escultor. Tiene obra expuesta en las colecciones permanentes del Kushinaga Shunsen Museum of Art de Japón, el Museo Nacional de la Estampa de México, el Museum of Fine Arts de Florida o el Museo de Calcografía Nacional Madrid. Ha ilustrado libros de poetas catalanes como Joan Brossa, Pere Gimferrer o Juan Bufill.

Tras licenciarse en arquitectura en el Chiba Institute of Technology, en Japón, Yama decidió que lo suyo eran las artes plásticas. Hizo las maletas y se trasladó a Paris, la cuna del arte. Allí conoció a Kouji, un pintor catalán que le invitó a pasar un mes en Barcelona. “Me enamoré de la ciudad al momento. Volví a París para recoger mis trastos y decidí matricularme en la Escola d’Arts Aplicades. Era el año 1971”. Su integración en Barcelona no fue un proceso traumático, sino todo lo contrario. “En aquellos felices años, las cosas eran más sencillas. No creo que ahora fuese lo mismo”. Aunque no se siente extranjero, “aquí me ven como a un inmigrante”. Opina que la evolución de la ciudad, a nivel urbanístico, ha sido fantástica, “los parques, las calles y los transportes, han prosperado”. Disfruta paseando por el barrio Gótico o por el Eixample “contemplando el paisaje urbano”. A la lista de tópicos mediterráneos, añade “un buen café espresso”. Añora la cocina tradicional japonesa, pero no es muy amigo de frecuentar restaurantes, “prefiero cocinar en casa para mi familia y mis amigos. En Tofu-Ya (C/Aribau, 119) encuentro ingredientes 100% naturales”. Su plan B es “llegar a tener un hogar palalelo en Japón, por si la cosa se pone fea”.

1 Comentario