Xavi Canet

Xavi_Canet-Fuga-de-cerebros_Nona-Rubio

Empresario. Regenta su propio night club en una de las zonas más punteras de Shanghai, donde reside actualmente.

Tienes que tener mucho cuidado con quién tratas para hacer negocios, ya que te pueden estafar en un abrir y cerrar de ojos.

De las dificultades nacen las oportunidades. Cuando la crisis empezaba a causar los primeros estragos, traspasó su restaurante de Barcelona, hizo las maletas y se fue en busca alternativas viables. Tras un año de gestiones y papeleos, consiguió abrir las puertas del ‘Lola’, un club nocturno frecuentado por turistas y locales.

¿Coincide con su compatriota Willy en que el idioma es la mayor barrera a la que se enfrenta el recién llegado?
“Sin duda. Puede resultar muy frustrante. Para realizar cualquier gestión, laboral o cotidiana, necesito llamar a mi asistente y que me traduzca. Hablar el idioma local me facilitaría la vida, pero requiere una inversión de tiempo inviable para mi en estos momentos.”

¿Está el extranjero desprotegido?
“En cualquier disputa con un chino, el extranjero tiene las de perder. El gobierno debería darnos más protección. Hablo por experiencia propia. Por otro lado, tienes que tener mucho cuidado con quién tratas para hacer negocios, ya que te pueden estafar en un abrir y cerrar de ojos.” 

¿Un arma indispensable para vivir y trabajar en China?
“La paciencia. Es crucial en el día a día. Hay que aprender a hacer las cosas a su manera. Ante un problema, nosotros vamos directos al grano. Ellos dan rodeos para llevarte a su terreno. Al principio me ponía muy nervioso y me enfadaba. Ahora lo llevo mucho mejor. Hay que adaptarse, no queda otra.”

¿Una zona recomendable para establecerse?
“Hay varias. Yo me decanto por la llamada Concesión Francesa, que guarda cierto parecido con el Borne de Barcelona. Es una zona rica en bares, restaurantes, tiendas de ropa… También es cómoda para vivir, aunque resulta bastante cara. La zona del Bund es mucho más extensa y turística. Restaurantes, tiendas de lujo y magníficas vistas.”

¿Diría que China es un país de oportunidades?
“Sí. Hay oportunidades para emprendedores de todo tipo. Tengo amigos que han venido a desarrollar proyectos de moda, arquitectura o diseño. A todos les va bien. Ahora, es importante llegar con una idea clara de proyecto. Plantarse aquí con las maletas en busca de trabajo no es lo mas recomendable.”

No admite comentarios.