Willy Trullás

Willy_Trullas-Fuga-de-cerebros_Nona-Rubio copia

Chef. Dirige su propia cadena de restaurantes, un pequeño imperio que da trabajo a cerca de 150 personas. Vive entre Hong Kong y Shanghai.

En China he conseguido en pocos años lo que en España me hubiera llevado, con suerte, toda una vida.

Tras formarse en algunos de los restaurantes más prestigiosos del mundo, decidió que había llegado la hora de abrir su propio negocio. En Barcelona, el riesgo de inversión-retorno era muy alto, así que buscó un país que diera cabida a sus proyectos. Hasta la fecha ha abierto cinco restaurantes en China. Su estilo, poético y extravagante, no pasa desapercibido.

Con la que está cayendo, abrir cinco restaurantes en cinco años es una proeza…
“Abrí mi primer restaurante, el Happy Spanish Restaurant, al año de llegar a Shanghai. El año pasado inauguré el quinto. En China he conseguido en pocos años lo que en España me hubiera llevado, con suerte, toda una vida.” 

¿Cuáles fueron los primeros obstáculos?
“Lo que más me costo, a la hora de arrancar, fue el idioma, ya que aquí muy poca gente habla inglés. Los aspectos culturales fueron otro hándicap a la hora de tratar con personal y clientes. Muchas de las costumbres chinas chocan frontalmente con las nuestras.”

¿Se siente desplazado?
“Shanghai es una capital internacional; hay cantidad de gente de todo el mundo viviendo y trabajando aquí, por lo que la integración en la comunidad extranjera es fácil. Ahora, la comunidad china es otra historia. Aunque resida aquí el resto de mi vida, siempre seré un ‘laowai’ (extranjero).”

¿Cómo es su día a día?
“Frenético. Liderar varios proyectos al mismo tiempo, en dos ciudades diferentes y con cerca de 150 empleados, en un mercado cambiante, dinámico y competitivo, y en un entorno cultural tan diferente al nuestro, requiere un esfuerzo titánico.”

¿Qué no tolera de Shanghai?
“La calidad del aire. Shanghai es una megápolis de más de 20 millones de habitantes y hay una polución exagerada. Se necesitan unas 3 horas de coche para llegar a alguna zona medianamente ‘verde’.”

¿Cinco citas imprescindibles en Hong Kong?
“1: las vistas de la ciudad desde Victoria Peak, 2: comer Dim Sum en un clásico como Fook Lam Moon, 3: ir a pasar el día y comer pescado y marisco en Lama Island, 4: salir de noche por Soho, Lan Kwai Fong y Wan Chai, y 5: cenar el Tsim Sha Tsui disfrutando del Skyline de Hong Kong.”

¿Cómo se ve en el futuro?
“Desarrollando negocios, poco a poco y de una manera consistente y sostenible, por la zona de Asia y el Pacifico. Quiero seguir vendiendo España y el Mediterráneo a través de la gastronomía.”

No admite comentarios.