Erika Lust

Llegó a Barcelona con una beca Erasmus para estudiar castellano y acabo fundando una productora de cine erótico feminista con la que rompió los moldes del porno.

erika-lustAunque la vocación primigenia de Erika fue la política internacional, un giro inesperado en el camino la introdujo de lleno en el mundo audiovisual. Tras una intensa carrera como ‘location manager’ en Sony Pictures fundó su productora, Lust Films, con la que rompió los moldes del cine porno tradicional. Había nacido la pionera del porno feminista. Erika acaba de publicar “La Canción de Nora” (Espasa, 2013), una novela erótica ambientada en la Barcelona del año 2000.

En el verano de 1997, Erika se dirigía a Alicante en autobús con una beca Erasmus para estudiar español. Barcelona era una parada más en el camino. “En cuanto respiré su ambiente deseé quedarme aquí para siempre. Lo mío con Barcelona, fue amor a primera vista”. Aunque Erika cumplió su destino y llegó a Alicante, tres años más tarde volvería para quedarse. “Necesitaba hacer dinero.  En aquel momento Barcelona era escenario de muchos rodajes y yo tenía amigos en el sector audiovisual”. No le faltó trabajo y tampoco diversión. “Fue una época muy loca. Solíamos ir por La Paloma y por el Benidorm. Allí conocí al actual padre de mis 2 hijas”. Reconoce que “eran otros tiempos, pero yo también era otra”. Hoy por hoy, se decanta por otro tipo de ocio más pausado, como “el brunch del “Picnic (C/ Comercio, 1)”. Una de sus tiendas favoritas, para papás y mamás, es “la Mamavaca de Poblenou”. “El Museo Nacional de Historia Natural, en el Fòrum” es otra de sus escapadas predilectas en familia. Ahora que sus hijas van a la escuela pública, “estoy empezando a hablar catalán”.

1 Comentario